Nuestros títulos

Convertirse en noble – escoger el título adecuado

El ennoblecimiento de una persona resulta para muchos muy atractivo. Si echamos la vista atrás, constatamos que clase social noble obtenía muchos privilegios. Los gentilhombre y las señoras nobles gozaban de una reputación considerable. Antiguamente se solía considerar el título nobiliario como un enriquecimiento personal, por lo que resultaba muy reconfortante ser, por ejemplo, un conde. Los privilegios de la nobleza variaban de un país a otro, de la región y del rango nobiliario. En algunos casos, a los nobles se les concedían privilegios honoríficos o materiales. Antes de convertirse en un noble y elegir el título adecuado, debería saber un poco más sobre los diferentes rangos de la realeza y su significado. Infórmese en el siguiente artículo y compruebe qué títulos nobiliarios son adecuados para usted. ¿Piensa que es más bien un conde o cree que le conviene más el título de barón? Dispone de infinitas opciones

El significado de los títulos

Los títulos nobiliarios representan diferentes partes de la sociedad. Según la riqueza y el rango, los nobles obtenían un título u otro. Barón y baronesa son los títulos de rango inferior. En el otro extremo está, el duque y la duquesa que representan el rango más alto directamente por debajo del rey. Muchas personas consideran los títulos nobiliarios como una reliquia de un tiempo pasado. Esto se debe más bien a la ignorancia o al profundo respeto que estas personas sienten ante tal rango social. No obstante, los títulos nobiliarios siguen estando omnipresentes en la sociedad.

En los sistemas monárquicos, los nobles juegan un papel importante. El rey o el gobierno eleva a ciertos hombres y mujeres a posiciones de alto rango, con las que se asocia poder, favor, riqueza y prestigio. Hoy en día, existe la posibilidad de adquirir títulos nobiliarios en muchos países. Para llegar a ser un Lord, simplemente se requiere la compra de un título de Lord en la Commonwealth.

Las monarquías en el pasado y el presente

Hoy en día siguen existiendo numerosas monarquías. En las antiguas monarquías, la nobleza jugaba un papel primordial. El emperador o el rey era quién otorgaba los títulos nobiliarios. La nobleza supervisaba los asuntos importantes del estado y se ocupaba de los asuntos reales o imperiales. Después de la Segunda Guerra Mundial se disolvieron muchas monarquías. Sin embargo, algunas permanecieron, por lo que el rey y la nobleza continuaron dirigiendo el país. Hoy en día, todavía existen 12 monarquías, siete de ellas son verdaderos reinos con un rey a la cabeza que lidera el destino del país.

Comprar títulos nobiliarios

Somos expertos en títulos nobiliarios desde 1999. Si se identifica con la descripción anterior y le agrada la nobleza, un título nobiliario podría ser la elección correcta para usted. Ya sea para usted mismo o como regalo, un título nobiliario le ayudará a ganar prestigio y atención en el futuro.