Nuestros títulos » Duque y Duquesa

Conviértase hoy en un duque o una duquesa – ¡Compre ahora un título nobiliario!

¿A quién no le gustaría imaginárselo? ¿Callejeando con su pareja por la ciudad en calidad de duque o duquesa? Si se da un paseo con su amada o amado, puede reservar una mesa en calidad de duque o duquesa. Cuando adquiera un título nobiliario estará envuelto de un aura especial. Los títulos nobiliarios proporcionan unas designaciones dignas para aumentar el propio prestigio y mejorar la apariencia. Puede estar seguro, compareciendo como duque o duquesa se le prestará gran atención.

El significado de duque y duquesa

El título de duque o duquesa tiene su origen en las monarquías. Las personas que antiguamente reinaban sobre un ducado se consideraban duques. Desde el punto de vista histórico, el duque representa el título nobiliario de máximo rango, exceptuando los títulos que se otorgaban a los monarcas. Etimológicamente el título se remonta a su origen latino “dux”, que significa “dirigente”. Inicialmente y en el transcurso de la historia romana, el título honorífico era otorgado a los comandantes del ejército. Con el paso del tiempo el duque se convirtió en el máximo mandatario de una provincia determinada.

La dignidad de duque en la Edad Media

El título nobiliario de duque o duquesa fue introducido en las monarquías alemanas en la Edad Media. En la jerarquía nobiliaria el título alemán de duque estaba por encima del conde. El duque y la duquesa gobernaban una determinada provincia y formaban parte de la más alta nobleza. Los duques se encontraban directamente por debajo del monarca y jugaban, por tanto, un papel importante en la monarquía. En Europa existían algunos países en los que no existía el título de duque. No obstante, no nos dejemos engañar, ya que en la mayoría de los países y monarquías estos títulos nobiliarios estaban muy extendidos. La condición de duque sigue siendo considerada a día de hoy como una personalidad impresionante, con gran poder y una gran influencia.

El duque y la duquesa en la Edad Moderna

Aunque en el siglo XIX todavía existían numerosos pequeños estados y ducados alemanes, la importancia de los duques disminuyó a lo largo de las décadas. A principios del siglo XIX, numerosos duques gobernaron los pequeños estados alemanes e italianos. Su evolución, sin embargo, ha ido disminuyendo. Hoy en día ya sólo existe un solo duque que gobierna un país: el duque del Gran Ducado de Luxemburgo. Aunque los duques ya no gobiernan los países, los títulos se siguen empleando en distintas situaciones.

En España, Portugal y el Reino Unido el duque sigue siendo considerado el título de mayor rango por debajo del monarca. Aquí las personas únicamente pueden ser duques o duquesas por herencia. A todos los miembros de la Familia Real sueca al nacer se les concede un ducado. Desde ese momento, los miembros suecos de la familia real también se pueden tachar de duque y duquesa.

¡Comprar un título nobiliario respetuoso!

Hoy en día ya prácticamente no existe ningún noble con facultades de gobierno. Sin embargo, el duque y la duquesa tienen una larga y agitada historia, por lo que se les concede reconocimiento, respeto y fama. Cualquiera que esté interesado en un título nobiliario y quiera convertirse en noble, a menudo piensa en el título de duque o duquesa. La compra de estos títulos nobiliarios enriquece su currículum y es también ideal como un regalo original.