Nuestros títulos » Laird y Lady escoceses

Adquirir títulos nobiliarios escoceses – conviértase en Laird y Lady

Los títulos nobiliarios no sólo están extendidos en Alemania, Inglaterra y Suecia, entre otras. Escocia también es conocida y notoria por su clase noble. En Escocia existen numerosas regiones relacionadas con títulos nobiliarios. La legislación escocesa estipula que, como resultado de la compra de tierras en Escocia, por ejemplo, las adiciones de los nombres “Glencairn” y “John O’Groats” se transfieren al adquiriente de las tierras. Cualquiera que desee obtener un auténtico título nobiliario legal como distintivo del nombre debe considerar, por lo tanto, un título nobiliario escocés. La designación de Laird of… o Lady of… suena realmente interesante y honorable. Por si fuera poco, si adquiere un título nobiliario de Escocia con nosotros, obtendrá un auténtico certificado de nombramiento, que confirma dos cosas: por un lado, tendrá la copropiedad de una parcela de tierra en Escocia y por otro lado, podrá usar su título nobiliario legalmente.

La nobleza escocesa y los dominios

En Alemania o Inglaterra los títulos nobiliarios son en su gran mayoría hereditarios. El título hereditario de nobleza se transmite a los descendientes propios. También es posible obtener el título nobiliario por matrimonio o adopción. Para los títulos nobiliarios escoceses, sin embargo, la situación es distinta. Estos están vinculados a la propiedad de la tierra en Escocia. Cuando adquiere un terreno en Escocia, también adquiere el derecho a un título nobiliario. A partir de ese momento puede llamarse Laird o Lady.

¿Laird o Lord?

El término escocés “Laird” equivale aproximadamente al término inglés “Lord”. Sin embargo, también existen algunas diferencias significativas entre el título nobiliario escocés Laird y el título nobiliario inglés Lord. Un “Lord” hace referencia a la alta nobleza inglesa. Por el contrario, el Laird escocés no es un noble en el sentido tradicional. Más bien, es una forma de tratamiento que denota la propiedad de la tierra de esta persona en Escocia. Como en tiempos anteriores la posesión de la tierra no era algo evidente, las designaciones “Laird” y “Lady” se usaban para honrar al propietario de una tierra.

Adquirir y ostentar títulos nobiliarios escoceses

Si desea convertirse en un Laird escocés o en una Lady escocesa, aquí tiene una oportunidad prometedora. Porque disponer de un dominio en Escocia también le da derecho a hacer uso de dichas designaciones. No se trata de si usted pertenece a la nobleza desde el nacimiento. Se trata más bien de la propiedad física de un terreno. Sin embargo, la adquisición de un terreno en Escocia conlleva un coste elevado y numerosas gestiones formales.

Si la propiedad de un terreno en Escocia carece de importancia para usted y tiene más interés por el título de Laird o Lady, tenemos la solución, ya que nosotros tenemos terrenos en Escocia que están vinculados a los títulos nobiliarios. Mediante la compra de un título nobiliario adquirirá la copropiedad correspondiente a un terreno. No existe ninguna prescripción acerca de un tamaño mínimo. Por tanto, con una parcela escocesa de aproximadamente 30 x 30 centímetros es suficiente. Así, ya puede ostentar el título escocés de Laird o Lady.

El derecho al nombre en los títulos nobiliarios escoceses

A partir de ahora podrá llevar la designación del nombre escocés sin ningún problema. Dado que en Alemania se trata de una especie de nombre artístico, tendrá derecho a firmar, imprimir tarjetas de visita, reservar habitaciones de hotel o comparecer públicamente con el título y el distintivo. La designación de Laird o Lady no acarrea ningún privilegio u obligación. Esto, sin embargo, carece de importancia, dado que los descendientes de las auténticas familias nobles alemanas no gozan de ningún derecho en especial. Con la abolición de la nobleza, tiene derecho a tanto y tan poco como un verdadero noble al que se le ha concedido su título nobiliario como descendiente de una familia noble. Así que, con un título escocés nobiliario, la diversión está garantizada. Cuando comparezca como un noble escocés se ganará la sorprendida mirada curiosa, asombrada y reverencial de los demás.