Nuestros títulos » Minerva: caballero, cónsul y senador

La Orden de Minerva: convertirse en caballero, cónsul y senador – ¡Adquiera su propio título nobiliario!

La misteriosa Orden de Minerva está rodeada numerosos mitos, historias y leyendas. Si quiere formar parte de esta asociación descentralizada y no religiosa, tiene la posibilidad de adquirir un título. Podrá utilizar el título y el nombre de la orden legalmente. La elección del nombre es libre – una combinación de su propio nombre con un título como caballero, cónsul o senador bastante frecuente. Existe un sinfín de posibilidades en la elección del nombre.

Es muy importante que sepa que al unirse a la Orden de Minerva y usar el nombre nobiliario no está contrayendo ninguna obligación. Económicamente, tampoco incurrirá en gastos regulares. Para ello existe el certificado auténtico de nombramiento de cónsul, senador o caballero.

La Orden de Minerva es un título que puede ser usado oficialmente en cualquier momento. Aunque los nombres senador o cónsul reflejan títulos diplomáticos, usted está autorizado a ostentar el título. Es preferible, sin embargo, que utilice la adición de la “Orden de Minerva”. De esta manera se evita cualquier confusión y malentendido. Existen senadores en los EE.UU., por ejemplo, para los que el término de cónsul se utiliza hoy en día en las representaciones consulares.

La Orden de Minerva

La Orden de Minerva es una comunidad de miembros, es decir, una comunidad descentralizada y no religiosa, que está abierta al público. Cualquier persona puede convertirse en Caballero de Minerva. Las mujeres obtienen el título de “Lady” (Dama). Podrá utilizar el nombre oficial de la orden en público. Legalmente está permitido comparecer en cualquier ocasión con dicho nombre.

El nombre de la orden viene de la diosa Minerva y se la considera la protectora de la artesanía y el comercio. Con el tiempo la diosa Minerva se convirtió en la protectora de la sabiduría, el arte y el conocimiento. Para las personas que apoyen estas virtudes y se identifiquen con estos valores, la orden de Minerva representa una elección idónea.

¡Conviértase en un miembro de la Orden de Minerva!

Si quiere ser miembro de la Orden de la Minerva, primero debe considerar algunos requisitos básicos. La Orden de Minerva es una comunidad de miembros religiosos. Al unirse a la orden, existen por lo tanto diferencias considerables frente a la pertenencia a una iglesia. Los miembros de la Orden de Minerva se guiaban por varios principios en sus vidas. La atención que se presta a la educación es particularmente significativa. La vida de los miembros de la Orden de Minerva viene conformada por una buena educación general y unos principios morales bien definidos. El desprecio por el estado, la religión o la buena moral no es deseado – cualquiera que quiera ser parte de la Orden de Minerva debe respetar estos principios. Tenga esta información en cuenta, antes de decidirse por un título de la Orden de Minerva.