Ostentar un título » Cambio de nombre

El título nobiliario y el derecho al nombre

Para muchos nobles nuevos, la adquisición de un título nobiliario sólo es el primer paso. A largo plazo, el título nobiliario no debe de aparecer únicamente en la tarjeta de visita. El título nobiliario en el propio documento de identidad también luce mucho. En todo caso, la compra de un título nobiliario es bastante más sencillo que su inscripción en el documento de identidad. La ley alemana relativa al derecho al nombre puede ponerle trabas en este sentido.

El derecho al nombre en Alemania

En Alemania el derecho al nombre comprende una multitud de reglamentos que rigen el uso de un nombre. La ley de nombres regula qué nombre se puede utilizar y bajo qué condiciones es posible el cambio del nombre civil o público. Además, el derecho a un nombre también incluye el derecho a excluir a otras personas del uso no autorizado del nombre. El derecho al nombre significa que sólo usted tiene derecho a usar ese nombre. Se trata de un derecho absoluto, que es una expresión del derecho constitucional de la personalidad. La ley alemana sobre los nombres viene especificada en el Código Civil. Si le interesa un título nobiliario, el derecho a un nombre es importante.

Una tenencia legal del título nobiliario

A pesar de la regulación legal del derecho al nombre, la compra de un título nobiliario no está en absoluto prohibida ni es ilegal. En Alemania el título nobiliario es más bien un título artístico. La compra de un título artístico está permitida. Además, puede usar un nombre de artista en lugar de su nombre real.

La mayoría de los nombres artísticos son creaciones puramente imaginativas. Los futbolistas que aparecen bajo un pseudónimo o los artistas que dibujan sus cuadros bajo un nombre ficticio son sólo algunos ejemplos. Si quiere un título nobiliario, elija un aristónimo. Con el nombre artístico aristocrático se realza a sí mismo y a su nombre civil. Los nombres artísticos también están protegidos por la ley de nombres. Cuando se elige un nombre nobiliario, se consideran los derechos morales de otras personas una restricción. Usted es libre de elegir el nombre artístico que más le plazca. Así que nada se interpone en el acceso a la nobleza. Por cierto, en algunos países europeos, el registro del título nobiliario no supone ningún problema. Incluso en Alemania, puede hacer que su título nobiliario se inscriba en su documento de identidad, siempre y cuando lo use como su verdadero nombre en la vida cotidiana.

La situación legal en Australia, Gran Bretaña y los Estados Unidos

Muchos nobles provienen del mundo anglosajón. Por lo tanto, podría ser de interés para usted conocer la ley del nombre en esos países. Independientemente de si se trata de los EE.UU., Gran Bretaña o Australia – una tutela estatal en el sentido del derecho a un nombre no existe. En los países de habla inglesa usted es libre de elegir un nombre. Puede elegir, cambiar o usar el nombre, como quiera.

Después de elegir el nombre se crea una llamada Deed Poll. Ahora puede dirigirse al banco, manejar sus cuentas, tarjetas de crédito, tarjetas de identificación y membresías con su nuevo nombre. El Deed Poll lo hace posible.

El Deed Poll sirve de acreditación para el cambio de nombre. Este documento también se define como Deed of Change of the Name. El documento no es emitido por los organismos oficiales de un país. Usted puede crear el documento usted mismo, aunque sólo tiene que cumplir los requisitos formales para cambiar su nombre.

El derecho inglés de los nombres se basa en el llamado common law que, a diferencia del derecho romano germánico, no está sujeto a ninguna restricción pública. En la ley inglesa se encuentran las regulaciones más liberales de Europa en cuanto al derecho a un nombre. Aquellos que desean absolutamente que su título nobiliario sea inscrito en el pasaporte tienen las mejores oportunidades en el mundo de habla inglesa. Sin mucho esfuerzo su título nobiliario se convertirá en su nuevo nombre legal.

En el derecho anglosajón, el nombre legal es el nombre que realmente utiliza una persona. Las personas pueden cambiar y utilizar el nombre como deseen. No hay restricciones en el contenido, siempre y cuando no tenga intenciones fraudulentas. Sin embargo, hay un pequeño inconveniente: sólo como residente un espacio lingüístico podrá cambiar su nombre. Además, el cambio de nombre no está reconocido en Alemania – pero sí en muchas partes del mundo.

No obstante, disponer de un título nobiliario siempre es posible. Aunque no lo inscriba inmediatamente en el pasaporte, puede comparecer en cualquier lugar como un noble.