Ostentar un título » Títulos nobiliarios – Formas

Comprar títulos nobiliarios – elegir el título nobiliario idóneo

Si usted adquiere con nosotros un título nobiliario, dispondrá de diversas opciones. Valga decir en primer lugar, que como propietario de un título nobiliario junto con el certificado de nombramiento y el escudo de armas, su familia también se beneficiará como noble. Todos los títulos nobiliarios pasan automáticamente por herencia al resto de la familia. Los cónyuges y los hijos se convierten automáticamente en nobles. Por tanto, es evidente que no sólo usted obtendrá un certificado de nombramiento, sino todos los miembros de su familia. Independientemente de su título, los cónyuges y los hijos también obtendrán el título nobiliario correspondiente:

Príncipe elector – Princesa electora

Landgrave – Princesa – Príncipe

Duque – Duquesa – Princesa (Prinzessin) – Príncipe (Prinz)

Príncipe (Fürst) – Princesa (Fürstin) – Princesa electora – Príncipe elector

Conde (Graf) y Condesa (Gräfin) – Komtess – Conde heredero

Príncipe elector – Princesa electora

El título de príncipe elector representa un título nobiliario con una larga historia. El príncipe elector era en un inicio uno de los siete y posteriormente de los diez príncipes del Sacro Imperio Romano con el máximo rango. Desde el siglo XIII los príncipes gozaban del derecho a voto para el rey germano-romano. La designación de Kurfürst (príncipe) proviene del alto alemán medio “kur” y significa “elección”. Hoy en día se sigue empleando el término “küren” para “elegir”, que tiene la misma procedencia.

Landgrave (masculino y femenino)

El Landgrave es un título de príncipe (Fürst). El Landgrave era más que un mero conde. En el Sacro Imperio Romano de la Edad Media existían distintos tipos de condes. Paralelamente al margrave y conde palatino (Mark- y Pfalzgraf), el landgrave también desempeñaba un papel importante. Gracias a la paridad con el rango de duque, el landgrave gozaba de una gran reputación. El tratamiento habitual para dirigirse al landgrave era “Alteza”. Hoy en día ya no puede esperar que le traten con esta designación. No obstante, tiene garantizado que como señor o señora landgrave se le prestará una atención especial.

Duque y Duquesa

El duque era tradicionalmente un gobernante germano. Los hombres libres nombraban al duque para una expedición militar. Los guerreros decidían sobre el mismo por medio de una votación. Además de la reputación, se tenía en especial consideración la experiencia en las guerras.

Príncipe y Princesa (Fürst/Fürstin)

Los títulos de príncipe y princesa son títulos nobiliarios y designaciones de gobernantes. Los príncipes gobernaban una cierta región: el llamado principado. A través del llamado “ennoblecimiento” (Fürstung), los príncipes eran elevados al título nobiliario.

Conde y Condesa

Los títulos de nobleza más mencionados y populares son también el conde y su condesa. Ya en el imperio franco eran funcionarios reales que ejercían derechos reales en una cierta unidad administrativa, el condado. El conde era en parte el representante del rey y del emperador. El conde sencillo era un noble. Numerosos títulos de nobleza se derivaban del conde y marcaban una posición elaborada: landgrave, margrave o conde palatino.